El fútbol y yo

Spain 1 Belgium 1 (4-5 p) in 1986 in Puebla. Spain couldn't carry their form over from the last game against a well organised Belgium. Spain lost on penalties in the World Cup Quarter Final.México 86. España – Bélgica. Estadio Cuauhtémoc, Puebla.

Los tres primeros partidos de cuartos de final fueron espectaculares. El Francia – Brasil fue el partido mejor jugado de toda la justa, el México – Alemania tuvo una carga emocional muy fuerte, y el Argentina – Inglaterra tuvo los cinco minutos que valieron todo el Mundial.

España y Bélgica tomaron una llave que haría que un equipo inesperado llegara a las finales. Bélgica había desplegado un fútbol rápido y contundente, y España logró conjuntar la finura de los jugadores del Real Madrid y la inspiración de Calderé, Señor y Olaya.

Bélgica dominó ampliamente el partido. Jan Ceulemans estaba especialmente inspirado y recolectó cuantos balones pudo para hacer que el ataque belga se moviera. Sin embargo, España opuso buena resistencia y contraatacaba con idea. Ya en los últimos minutos, la Selección Española encontró el camino y logró anotar el gol que garantizaba el alargue.

Luego llegó la tanda de penales mejor ejecutada del campeonato, salvo por un tiro, el que Eloy Olaya disparó débilmente para que Jean-Marie Pfaff atajara sin problemas.

Hubo equipos que tuvieron una gran participación, como la U.R.S.S. y como Dinamarca. Curiosamente las cuatro selecciones se enfrentaron entre sí en la ronda de octavos de final, y finalmente Bélgica llegó hasta las semifinales haciendo un gran mérito. Así lo veo yo…

Ilustración: Pinterest.

Anuncios

Sunny Gu

El fútbol y yo

Argentina 2 England 1 in 1986 in Mexico City. The ' hand of God ' game that knocked England out of the World Cup.México 86. Argentina – Inglaterra. Estadio Azteca, Ciudad de México.

Me atrevería a decir que no hay nada más qué agregar para este partido, pues sin lugar a dudas es el partido más recordado del mundial, aún cuando ni siquiera fue el partido mejor jugado ni por los argentinos ni por los ingleses. Bueno, fuera de los inolvidables goles…

Aunque hay qué entender que los jugadores estaban lidiando con la altura, el calor y el aire contaminado, y que por lo tanto ambas escuadras salieron jugando de manera conservadora, jugando más a conocerse.

Y todo el partido se redujo a cinco minutos en los que Maradona anotó dos goles inolvidables, uno por la controversia que generó y otro por ser el considerado mejor gol en la historia de los mundiales.

El juego en el que el “Barrilete Cósmico” se consagró.

Agreguemos el toque desequilibrante que añadió John Barnes, quien dedicó los últimos minutos del partido a hacer desbordes a placer por la banda izquierda, que dio el pase para que Lineker anotara su sexto gol del torneo, y un pase más por el que el mismo Lineker casi empató el partido.

No hace falta hablar de los goles de Maradona en sí, ni hace falta hablar del desenvolvimiento técnico de los equipos.

Baste decir que en un lapso de cinco minutos Maradona se echó al mundo entero a la bolsa (o al menos al mundo conformado por los seguidores del fútbol). Todos los que vimos el segundo gol en vivo nos emocionamos con semejante jugada. Una jugada que arrancó en un giro dado con clase y una burlada al portero inglés, también con clase, con esos detalles que diferencian a los cracks de los buenos jugadores.

No diré más cosas estrictamente futbolísticas de este partido.

Estaban, al principio, el antecedente de la guerra de las Malvinas; para los argentinos, el partido sabía a venganza. Y luego, la controversia en Las Vegas por el hecho de que un gol se haya anotado con la mano.

Pero quizá la anécdota más chusca sea la de las camisetas que usaron los jugadores argentinos. Les tocó usar el uniforme de visitantes por sorteo, al igual que contra Uruguay en el partido anterior. Pero en dicho partido, los jugadores se quejaron de que la camiseta les quedaba muy ajustada y que el sudor les resultaba incómodo, pues estaba hecha de algodón en lugar de la tela especial con orificios con la que estaba confeccionada la camiseta de local, es decir, la albiceleste.

Por lo tanto, Bilardo le pidió a Le Coq Sportif que confeciconara camisetas azules nuevas, pero la marca deportiva le dijo que sólo podría hacer una para cada titular debido al poco tiempo que había disponible. Entonces Bilardo envió al Director Administrativo y a Héctor Miguel Zelada a buscar camisetas Le Coq Sportif azules. Eran más brillantes, pero más ligeras. El diseñador gráfico del Club América diseñó el escudo y lo mandó a imprimir. Unas costureras cosieron los escudos y plancharon los números, los cuales encontraron en una tienda de artículos para fútbol americano.

Era una camiseta más brillante, con dos tonos de azul, con un escudo diferente al usual y con números plateados. Era, por decirlo así, una falsa camiseta. Y sin embargo, la que usó Maradona en el segundo tiempo, la que traía puesta en el lapso de cinco minutos que marcaron el Mundial 86, y que ahora está en manos de un ex-futbolista inglés, está valuada en 350,000 libras esterlinas.

Historias de la anécdota de las camisetas en Wikipedia, Fifa.com y Mundo D.

Ilustración: Pinterest.

Depeche Mode – Enjoy The Silence

El fútbol y yo

Mexico 0 West Germany 0 (1-4 p) in 1986 in Monterrey. It took a penalty shoot out for Germany to beat Mexico in the World Cup Quarter Final.México 86. México – Alemania Federal. Estadio Universitario, San Nicolás de los Garza.

El juego contra Bulgaria es, hasta la fecha, el único juego en esquema knock out que ha ganado la Selección Mexicana en su historia.

Luego, como ya lo había señalado antes, el pesimismo al designar las sedes de los partidos los hizo “salir de casa”, teniendo qué viajar a Monterrey para su juego de cuartos de final. Si hubieran quedado en segundo lugar del grupo, como se esperaba, se hubieran quedado en el Estadio Azteca de la Ciudad de México. Es decir, en su casa. Después, pesaba el fantasma de Argentina 78, concretamente la goliza propinada por los alemanes por 6 a 0. Pero los mexicanos estaban muy entusiasmados, y no se diga lo ilusionada que estaba la afición.

Recuerdo que vi ese partido en casa de Luis Manuel, un compañero de la primaria que nos invitó a comer por su cumpleaños. Y recuerdo que cuando empezó el partido, su mamá dijo que no creía que México fuera a ganar porque los alemanes “están altísimos”. De hecho, la superioridad física de los teutones era muy notoria.

El partido no estuvo tan parejo. México jugaba, como siempre, con el corazón, pero con el estilo México y el estilo Bora muy bien puestos: Es decir, un esquema táctico muy ordenado y diseñado más para cerrar espacios y provocar “balones sucios” que para atacar con contundencia. Naturalmente ese orden les permitió contrarrestar la superioridad de los alemanes, quienes tuvieron todo el tiempo un ligero dominio sobre los nuestros gracias a las ideas de Rummenigge.

De hecho, no entiendo porqué sacaron a Rummenigge. En cuanto salió, Alemania Federal empezó a perderse en la cancha y a permitir que México desarrollara un fútbol más ofensivo. Sólo quedaban la fuerza de Förster, Brehme y Briegel para frenarlos, aún cuando Förster tenía una tarea asignada: Marcar a Hugo Sánchez.

México tuvo genialidades como un disparo de Javier Aguirre, una llegada muy clara de Raúl Servín y el gol anulado de “El Abuelo” Cruz. La gente se molestó mucho, pero en ese momento nadie se dio cuenta de que el árbitro ya había marcado una falta de Raúl Servín contra Andreas Brehme. Una falta innecesaria, por cierto, pero era muy notorio que la ansiedad se estaba comiendo a los mexicanos. Los alemanes, en cambio, sabían que no tenían el poder suficiente para finiquitar el partido en 90 minutos, pero mantuvieron la calma.

Y ese desgaste mental terminó haciendo mella. La falta de fortaleza mental tan típica de los mexicanos, la cual se necesita cuando el cuerpo dice “¡basta!”, se hizo notar. Javier Aguirre perdió la cabeza cometiéndole una falta innecesaria a Lothar MattHäus, Hugo Sánchez acalambrado, Fernando Quirarte simuló un calambre, varios jugadores se negaron a tirar en los penales porque ya no podían más. Me atrevería a pensar que algunos de ellos ya no querían saber del juego, sólo que se terminara sin importar el resultado final.

Evidentemente los alemanes estaban muy desgastados también, pero mantuvieron la calma. Y de hecho, creo que la entrada de Littbarski cinco minutos antes de que terminara el segundo tiempo extra los reanimó un poco.

A final de cuentas, ese ya no querer saber nada por parte de los mexicanos, se reflejó en el resultado final. Mantuvieron el esquema táctico e intentaron tejer jugadas sólo para seguir el libreto. ¿Les importó? Imposible saberlo. Después de todo, sabían que se convertirían en héroes.

De hecho, desviándome un poco del tema, fuera de este partido, creo que la forma en la que mentalmente se mantuvieron tanto franceses como alemanes, fue lo que a la postre marcó la diferencia en el juego de semifinales.

Y adelantándome un poco en el tiempo con respecto a la Selección Mexicana, es curioso darse cuenta de que la carismática selección de Miguel Mejía Barón realmente no presentó nada tan nuevo, pero la diferencia estaba en la preparación física y en las ganas de ir hacia adelante. Simplemente era evolución. Ya con el tiempo se hizo notorio que ni jugadores, ni entrenadores, ni directivos, supieron cómo manejar ese cambio de nivel para heredarles algo más elevado a las generaciones subsiguientes. Y a final de cuentas, la política y la corrupción siempre han podido más.

Bora Milutinovich empezó una cadena evolutiva que ni el vergonzoso caso de los cachirules en 1988 logró romper, pero que sí se fue deteriorando poco a poco. Aunque esa ya es otra historia.

Ilustración: Pinterest.

Proyecto colectivo Street Photography London

El fútbol y yo

France 1 Brazil 1 (4-1 p) in 1986 in Guadalajara. France knock out Brazil in the World Cup Quarter Final. They won on penalties.México 86. Francia – Brasil. Estadio Jalisco, Guadalajara.

Tengo qué decir que para cuando empezaron los cuartos de final, ya no estaba tan emocionado con los coloridos de los uniformes ni de las vallas publicitarias, las cuales mostraron en ese Mundial un esquema más sólido que se mantuvo prácticamente intacto desde el 86 hasta el 2006.

Para ese momento, yo ya estaba más conectado con lo meramente futbolístico, siguiendo a jugadores en específico y actualizando constantemente mi cuaderno de estadísticas.

Los partidos que había jugado Brasil hasta entonces me habían resultado aburridos. Y claro, me sentía decepcionado después de lo que mi papá me había platicado acerca de lo que habían hecho en España 82: uno de los equipos más deleitantes en la historia de los mundiales.

Creo que fuera del golazo que le hizo Josimar a Polonia en el juego de octavos de final, Brasil nunca se mostró en el esplendor esperado.

Francia, en cambio, estaba jugando un fútbol vistoso. Si bien Platini ya no se encontraba en su máximo nivel, sacaba magia cuando era necesario para darles juego a sus compañeros, algunos de los cuales eran virtuosos.

Pero Brasil jugó diferente contra Francia. Era un equipo con mejores ideas y con más toque de balón. Realmente jugaron como ellos han sabido hacerlo siempre. El detalle es que estaban enfrentando a una Francia con grandes jugadores, resiliente y muy ilusionada con llevarse el campeonato. El resultado, por supuesto, fue genial. Como dicen los comentaristas cursis: ese día ganó el fútbol.

El partido fue un toma y daca hasta que llegó el gol de Careca. Francia no se inmutó y continuó haciendo su juego. De esa manera, llegó el gol de Platini, el cual iba a caer tarde o temprano, pues se estaba jugando con mucha verticalidad.

Conforme fue avanzando el partido, el cansancio físico y mental fue mermando a los jugadores, pero nadie quería ceder.

Zico entró en el segundo tiempo y le envió un pase filtrado a Branco, jugada que terminó en un penal, el cual falló el mismo Zico. Luego, en el segundo tiempo, Rocheteau se escapó solo hasta la portería brasileña, Leao le dio un empujón muy brusco, pero el delantero francés siguió peleando. Perdió el balón y se originó una jugada que terminó en un centro que le quedó corto a Socrates, el cual evidentemente ya no podía coordinar sus movimientos tan bien.

Y vinieron los penales. La primera tanda de tres que hubo en los cuartos de final, y que Francia ganó en parte por el tiro que Bruno Bellone estrelló en el poste, rebotó en la cabeza de Leao y entró. Una jugada polémica que tardó mucho tiempo en usarse como prueba para una regulación de las tandas de penales.

Sin duda ese fue el mejor partido de México 86m en donde una selección francesa plagada de jugadores exhaustos se convirtió en la primera semifinalista.

Ilustración: Pinterest.

Michel Platini

Michel Platini, uno de los grandes ídolos del fútbol que visitó mi país en 1986. Definitivamente ya no estaba en su máximo rendimiento, pero sí tuvo para demostrar porqué fue uno de los grandes de su tiempo.

Foto: Pinterest.

Steve Hanks

Scott Kelby’s Worldwide Photowalk 2017

Fashion and Macarons

Fashion Blog, Trends, Lifestyle and more

Las bailarinas mágicas

El blog de "Las bailarinas de Eloísa". Moda, calzado femenino y bailarinas con estilo

ladetreinta

Algunas verdades, mitos y tragicomedias de la década de los treinta

cafeanimelair2.wordpress.com/

Porque sólo reseñarlo no era suficiente

boleroenlamadrugada

Aprendí que el amor crece y renace tras las ortigas del campo. Que la vida es un vendaval que se enreda en mi falda. Que el dolor te hace fuerte y la dulzura te roba un beso.

Catarsis Neuronal

Confesiones a Marshal

Letras & Poesía

Literatura Independiente

marguimargui

Aqui y ahora

El Llamado

Reflexiones de una escritora en construcción.

Relatos de una Inadaptada

Todo el mundo guarda un secreto

escriboloquesientoypienso.wordpress.com/

Desde mi corazón... esta soy yo

FOTOGRAFIA ROCIOPH

"Fotografiar es colocar la cabeza, el ojo y el corazón en el mismo eje"

Mínimo dijo Máximo

Noticias, información, comentarios, opinión, sátira y humor. -México-

Erotiqa

Donde las fantasías se transmiten

AMB VEU DE DONA | Perquè les dones som protagonistes

L'espai per parlar de gènere amb Sara Torremocha i Iris Vieiros

Sexticles (+18)

Short sex stories for adults. Breves relatos eróticos para adultos.

Der Staatsballett Berlin-Blog

Ich bin das Staatsballett Berlin

Maya Hurtado

A mexican curious: Fotógrafa, Marketer, Blogger de Moda y Life Style.

Endorfinas en mi mente

El blog que todos hemos querido leer.

ulisesrodriguezfotografia.wordpress.com/

La Fotografía es construcción de la Memoria

A %d blogueros les gusta esto: