Lo que nos define

freestocks.org (Unsplash)

Hace un poco más de cuatro años, me hice de una laptop. Era tanta la emoción, que me pasaba noches enteras navegando por internet y descargando aplicaciones de cualquier tipo; algunas muy útiles, otras no tanto. Adicionalmente, desde hacía tiempo quería reanudar mi actividad en la blogósfera, pero por angas o por mangas, no podía. Y luego, cuando tenía la oportunidad de hacerlo nuevamnete con mi nueva laptop y un paquete de internet de muchos megas, la pasé por alto. Creé “Puras Vagancias” como la continuación del viejo “Mi Música Y Yo”, pero sólo lo creé. Me tardé mucho tiempo en publicar algo. Y luego eran publicaciones muy a lo loco, y con muy poca frecuencia.

Por alguna razón, y dicen que la intuición nunca se equivoca, fui a dar al mundo de las “fashion bloggers”, y quedé atrapado. Parecía que ese mundillo estaba en auge en aquel entonces. También encontré a una pequeña comunidad de “YouTubers”, tanto hombres como mujeres, que hablaban de moda y de cosas mundanas del día a día. Y luego encontré un vasto mundo de amantes de la aviación, tanto “plane spotters” como “travel bloggers”. Luego di con Vimeo, y también busqué y encontré fotografía. Mucha fotografía. Y mucha danza también. En aquel 2012, el internet influyó en mi vida de tal forma, que festejé mi cumpleaños y la navidad con temas que extraje principalmente de YouTube. Y debo decir que nos la pasamos muy bien.

¿Y qué tenían en común la mayoría de los sitios que me atraparon? Casi todos eran estadounidenses y británicos.

También había asiáticos y europeos. No presté demasiada atención a lo que se hacía en México en particular y Latinoamérica en general, porque debo decir que la oferta era muy pobre. Ahora que miro hacia atrás, veo que el fenómeno de los “YouTubers” es muy antiguo, y en México explotó hace menos de un año. Sí existían “YouTubers” como las ChicasVlog, pero su alcance era muy limitado. Los fenómenos de internet llegan a Latinoamérica con muchísimo tiempo de atraso.

Lo que me llamaba mucho la atención de los blogs y vlogs estadounidenses y británicos, era la facilidad con la que se allegaban de recursos para crear sus entradas. Lo que tenían disponible era casi ilimitado, tanto en recursos como en marcos culturales, y sin incluir la cantidad tan grande de personas alcanzadas por sus publicaciones.

Entre paréntesis, tengo qué decir que descubrí que el fenómeno de los “YouTubers” fue originalmente inducido por agencias de publicidad. No sé si con las “Fashion Bloggers” pasó lo mismo, pero definitivamente fue un fenómeno inducido. Había entradas demasiado buenas como para ser meramente caseras. Pero escarbé, y escarbé y escarbé, y di con la verdad. Desgraciadamente no guardé ninguna prueba, y además esto pasó hace mucho tiempo.

Y lo curioso es que la manera en la que esas publicaciones estaban hechas, ha influido en gran medida en lo que se hace ahora en Latinoamérica.

He echado este choro de cómo abordé internet teniendo mi propia laptop porque no fui el primero ni creo que seré el último. Los sitios de internet de por aquellos rumbos siempre son más llamativos porque tienen a su disposición absolutamente todo.

Y así pasa con nuestra manera de vivir. Ahora, ya fuera de la red, padecemos el fenómeno de los barbarismos, es decir, convertir términos en inglés en verbos conjugados en castellano, y sustituir palabras, dejándolas en desuso. Creo que las más comunes actualmente son “fitness” por “condición física”, y “outfit” por “vestimenta”; pero casos como esos, hay muchísimos más. Y lo curioso es que no se ve sólo en el lenguaje cotidiano. Se ve en la publicidad, en los programas de televisión, y claro, en el internet.

Pero vamos, que el fenómeno de los anglicismos no es nuevo. Se ha agravado mucho, pero existe desde que me acuerdo. Lo mismo pasa con viejos conocidos como la Coca-Cola, Disneylandia, McDonald’s, Starbucks y toda la música pop desde hace varias décadas. Preferimos conocer Londres u Orlando que las ciudades de nuestro propio país, y así…

Está bien. Todo esto forma parte de un fenómeno que en México se conoce como “malinchismo”, que es la preferencia hacia lo extranjero. Pero dentro de todo eso extranjero, lo que predomina viene de Estados Unidos y de Inglaterra.

Es muy cierto que el malinchismo se da con mucha facilidad, pues además de todo, los mexicanos padecemos un auto-rechazo terrible desde la conquista. Es como el sello particular del mestizaje, de los famosos “hijos de la chingada”. “La chingada” es una india violada por un español, por si alguien no lo sabía. El concepto se aclara en “El Laberinto de la Soledad”, de Octavio Paz.

Y por cierto, “Malinchismo” es un concepto nacido de una tergiversación, pero, si me dan ganas, hablaré de ello más adelante. La Malinche no fue ninguna traidora, y de hecho es una historia verídica basada en un hecho local. Sin embargo, si hay qué llamar de alguna manera a esa preferencia por lo extranjero como producto de un auto-rechazo colectivo, el término es válido por el uso tan prolongado que se le ha dado.

Pero dentro de todo, hay atenuantes, que de hecho es a lo que quería llegar. No podemos ser definidos de otra forma. El Imperio Británico fue el más grande del mundo durante siglos, y ahora vivimos el imperialismo yanqui, que nació del liberalismo de la nueva tierra, creando una potencia económica que se derivó en un expansionismo económico seguido de un expansionismo político. Entonces, el hecho de que el auge de dos imperios se haya dado por dos civilizaciones angloparlantes, nos tenían qué influir de algún modo. Los imperios son tan poderosos que influyen culturalmente a todo lo demás. Baste recordar que nuestro calendario, los sistemas de moneda corriente, nuestros sistemas políticos, el predominio del cristianismo en la civilización occidental, e incluso la forma en la que nos divertimos, nos vienen desde el antiguo Imperio Romano.

Todas las civilizaciones padecen de lo mismo, de una u otra forma. Y nunca una colonia a llegado a ser una verdadera potencia, aún cuando pudiera llegar a gozar de una bonanza económica o de estabilidad social. En tal caso, el gran problema particular de México es el hecho de que los mexicanos repudiamos nuestra propia cultura. Repito, es producto de un fenómeno social antiquísimo, pero creo que cada uno, como individuo, puede cambiar eso.

Del gobierno ni digo nada, porque sabemos lo putrefacto que está por culpa de la corrupción excesiva, pero también digo que cada sociedad tiene al gobierno que se merece. Además, quien no conoce la historia, está condenado a repetirla. Entonces es necesario tomar consciencia de la mexicanidad, y vivirla y valorarla a pesar de la fuerte influencia cultural aportada por los últimos imperios, para que nuestro país no siga en picada.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

cafeanimelair2.wordpress.com/

Porque sólo reseñarlo no era suficiente

boleroenlamadrugada

Aprendí que el amor crece y renace tras las ortigas del campo. Que la vida es un vendaval que se enreda en mi falda. Que el dolor te hace fuerte y la dulzura te roba un beso.

Catarsis Neuronal

Confesiones a Marshal

Letras & Poesía

Literatura Independiente

marguimargui

Aqui y ahora

El Llamado

Reflexiones de una escritora en construcción.

Relatos de una Inadaptada

Todo el mundo guarda un secreto

escriboloquesientoypienso.wordpress.com/

Desde mi corazón... esta soy yo

FOTOGRAFIA ROCIOPH

"Fotografiar es colocar la cabeza, el ojo y el corazón en el mismo eje"

Mínimo dijo Máximo

Noticias, información, comentarios, opinión, sátira y humor. -México-

Erotiqa

Donde las fantasías se transmiten

AMB VEU DE DONA | Perquè les dones som protagonistes

L'espai per parlar de gènere amb Sara Torremocha i Iris Vieiros

Sexticles (+18)

Short sex stories for adults. Breves relatos eróticos para adultos.

Der Staatsballett Berlin-Blog

Ich bin das Staatsballett Berlin

Maya Hurtado

A mexican curious: Fotógrafa, Marketer, Blogger de Moda y Life Style.

Endorfinas en mi mente

itora / Dibujante / Youtuber aunque me de pena

ulisesrodriguezfotografia.wordpress.com/

La Fotografía es construcción de la Memoria

Prisma a la vista

Prisma a la vista es una revista incluyente; dedicada a la difusión de temas multidisciplinarios u obras artísticas.

Photobooth Journal

A life in a photobooth.

Adicción por los viajes

El blog de los viajes de Marina Bianco

A %d blogueros les gusta esto: