Tiempo de introspección

Cuando somos jóvenes estamos llenos de sueños y pasamos gran parte del tiempo con nosotros mismos mirando hacia el futuro. Sea que sean sueños acordes con nuestra vocación o sueños «guajiros», hay un momento en el que se convierten en lo que nos mueve.

Pero puede ser que por alguna razón perdamos de vista dichos sueños. Puede ser porque nos interesa más la gratificación inmediata, vivir exclusivamente para las cosas que nos resultan fáciles y agradables, o porque tenemos una insatisfacción creada como producto de nuestras vivencias o de algún trauma de la niñez. También pasa que las personas dedican buena parte de su juventud a perseguirlos, pero sin conocimientos, sin métodos, y sin reglas. Y por supuesto, nunca los alcanzan.

Y también pasa que muchas veces renunciamos a nuestros sueños porque creemos o nos hacen creer que no es válido creer en ellos. Y vaya que eso es algo muy común en la sociedad de nuestro país. Por eso vemos a tantas personas desconectadas de sí mismas, muchas con su personalidad muy disminuída, y mucha destrucción por medio de actitudes pasivo-agresivas. En México abundan las personas maduras y mayores que viven amargadas.

Finalmente, estamos padeciendo la marca de los tiempos. Esa puerta que supuestamente nos abrieron los baby boomers durante la década de los 60 terminó en una Generación X llena de gente frívola y apática, de millennials que viven para la gratificación inmediata y tienen un espíritu muy frágil, y de centennials que han crecido frente a las pantallas y tienen una visión de la realidad muy distorsionada. Y aún así, hay muchos adultos que no triunfaron en la vida, no pudieron construir algo, y terminaron volviendo a la casa de sus padres. Al nido.

Y tenemos a adultos que se resistieron a vestirse y a comportarse como adultos, y a jóvenes que están viviendo para defender falsos ideales.

Creo que, en caso de no haber alcanzado nuestros sueños, de no haber llegado a donde queríamos llegar cuando éramos adolescentes, nos vendría bien ponernos nuevas metas, partiendo de nuestra realidad actual o volviendo a abrazar nuestros viejos gustos.

Y entonces, el paso número uno para comenzar una nueva vida, que a estas alturas de la vida no parece nada fácil, sería proponernos comer bien, dormir bien, y hacer ejercicio. Claro está que hacer esto implica compromiso y disciplina, y eso no le gusta a casi nadie. Pero hacer esas tres cosas de manera constante resolvería muchos de nuestros conflictos y problemas.

Debemos tener las agallas para dejar atrás nuestra época de vivir en la paradisíaca casa paterna. Los hombres necesitamos ser más hombres, y las mujeres necesitan ser más mujeres.

A pensarlo…

Foto por Ben Sweet en Unsplash

Get Back – The Beatles

Las primeras versiones incluyen la línea «No me gustan los paquistaníes». La canción comenzó como un comentario sobre la inmigración, diciéndole a la gente que «regresara» a sus propios países. Estaba destinado a burlarse de los defensores antiinmigrantes de Gran Bretaña. Paul McCartney, quien escribió la canción y cantó el tema principal, lo pensó mejor e hizo que la letra fuera más apetecible.

«Get Back» iba a ser el título del álbum y el documental sobre cómo hacerlo. Los Beatles dejaron de hacer giras en 1966 y estaban agotados en 1968, pero reavivaron su pasión por la interpretación después de filmar la película promocional «Hey Jude» en septiembre de ese año ante una audiencia en vivo. Animados por el esfuerzo, accedieron al documental; el concepto era que The Beatles «volvieran» a sus raíces y tocaran nuevas canciones para una audiencia en vivo sin ningún truco de estudio.

La canción «Get Back» estuvo más cerca de capturar ese espíritu. Producida por George Martin, fue lanzada como el sencillo de seguimiento de «Hey Jude» en abril de 1969 (un mes después en Estados Unidos) y fue otro éxito de taquilla para el grupo, alcanzando el número 1 en la mayoría de los territorios.

El álbum se convirtió en algo completamente diferente al set en vivo que planearon. Se le pidió a Glyn Johns, quien diseñó las sesiones, que las ensamblara a partir de lo que en realidad eran cintas de ensayo. Después de ensamblar el álbum, se sentó mientras se editaba el documental Let It Be a partir de las imágenes de la película de The Beatles ensayando en el estudio y tocando en la azotea. Durante este tiempo, The Beatles hicieron el álbum Abbey Road, lo lanzaron y se separaron.

Phil Spector, que había trabajado en la canción en solitario de John Lennon «Instant Karma» (en la que tocó George Harrison), fue contratado para producir el álbum Get Back, que fue retitulado Let It Be. Spector tomó las cintas y agregó orquestaciones utilizando su técnica «Wall Of Sound», y el álbum que se suponía que sería el sonido crudo de The Beatles volviendo a sus raíces fue lanzado como un canto del cisne altamente producido el 8 de mayo de 1970, después de que había roto.

Los Beatles interpretaron esta famosa canción desde la azotea de Apple Records el 30 de enero de 1969, cuyas imágenes sirven como clímax de su película documental Let It Be. Sabiendo que se cerraría bastante rápido, el grupo se mantuvo en silencio sobre la actuación, que fue diseñada para promocionar el sencillo y proporcionar un final para su película. Hicieron tres tomas de «Get Back» antes de que la policía desconectara.

El plan funcionó: no solo consiguieron el final de la película, sino que el audio (incluidas sus bromas) se usó en varias ediciones de «Get Back» para darle una sensación en vivo y agregar algo de carácter.

En sus primeros días, The Beatles eran guerreros musicales, tocando en clubes durante horas la mayoría de las noches. El sencillo «Get Back» recordaba esos días y se publicitaba como «The Beatles como la naturaleza pretendía».

La versión única dura 3:11 y contiene un final falso en 2:34, después de lo cual McCartney regresa con un verso hablado:

«Vuelve Loretta, tu mamá te está esperando, con sus zapatos de tacón y su suéter de cuello bajo, vuelve a casa, Loretta».

La versión del álbum es un poco más corta (3:09) y omite esta sección. Comienza con un fragmento detrás de escena de la banda afinando durante una sesión para la canción el 27 de enero de 1969. Escuchamos a John Lennon burlarse de la primera línea («Jojo era un hombre que pensaba que era un solitario, pero sabía que no podía durar») diciendo:

«La dulce Loretta gorda pensó que era una limpiadora, pero era una sartén».

Al final de esta versión del álbum, escuchamos vítores, seguidos de McCartney diciendo «Gracias Mo» en respuesta a la esposa de Ringo, Maureen, que estaba aplaudiendo. Lennon luego dice: «Me gustaría dar las gracias en nombre del grupo y de nosotros mismos, y espero que hayamos pasado la audición». Esta parte vino de la presentación en vivo en la azotea.

Billy Preston tocó el piano en esta pista y se convirtió en el único artista invitado en obtener un crédito en un sencillo de los Beatles cuando se le atribuyó a «The Beatles with Billy Preston».

Preston fue un bálsamo y una chispa para el grupo. El 10 de enero de 1969, George Harrison renunció y casi se va para siempre. Regresó al trabajo el 21 de enero, pero la tensión persistía. Preston apareció al día siguiente y impulsó al grupo; tocó en «Get Back» y «Don’t Let Me Down», y participó en sesiones de varias otras pistas.

Los Beatles conocieron a Preston en 1962 cuando ambos tocaban en Alemania, pero no se habían vuelto a ver desde entonces. Fue idea de Harrison traerlo; después de que George dejó las sesiones de Let It Be, vio a Preston en un concierto con Ray Charles y arregló que se uniera a The Beatles. Tenerlo en el estudio alivió la tensión y facilitó que el grupo dejara de lado los conflictos personales y grabara el álbum.

El comunicado de prensa para promocionar el sencillo contiene esta cita de McCartney: «Estábamos sentados en el estudio y lo inventamos de la nada… comenzamos a escribir palabras allí y luego… cuando lo terminamos, grabamos en Apple Studios y la convertimos en una canción para disfrutar».

Lennon afirmó que esto era básicamente una reescritura de su canción de 1968 «Lady Madonna».

Los fanáticos de los Beatles encontraron muchos significados ocultos en sus letras y, a veces, la banda también. En su entrevista de Playboy de 1980, John Lennon afirmó que Paul miró a Yoko en el estudio cuando cantó la línea «Regresa a donde una vez perteneciste». John estaba seguro de que le estaba faltando al respeto.

McCartney tuvo la idea del título «Get Back» de la línea «Get back to where you should be» de una canción que escribió George Harrison llamada «Sour Milk Sea», que finalmente fue grabada por Jackie Lomax. McCartney cambió la línea a «Regresa a donde una vez perteneciste».

Se especuló que el personaje «JoJo» estaba basado en Joseph Melville See Jr., el primer marido de Linda McCartney, que era de Tucson, Arizona. McCartney lo negó y explicó en su autobiografía de 1988, Many Years From Now, que él y Linda estaban en buenos términos con See, quien usaba el primer nombre de Melville, y que «JoJo» era «un personaje imaginario, mitad hombre y mitad mujer». «

Linda asistió a la Universidad de Arizona en Tucson y en 1979 ella y Paul compraron un rancho allí. En cuanto a Joseph Melville See, nunca se volvió a casar y en 2000 se suicidó en Tucson.

El solo de piano de Billy Preston fue espontáneo. le dijo a Asbury Park Press de Nueva Jersey en 2000: «Estaba tocando un Fender Rhodes en ‘Get Back’. Simplemente me dijeron: ‘¡Haz un solo!’ No esperaba hacer un solo. Cuando estábamos ensayando, no estaba tocando un solo».

La última versión de la canción que tocaron los Beatles en la azotea de Apple se puede escuchar en las «sesiones en la azotea», ampliamente pirateadas, en las que McCartney se burla de la policía mientras la apagan. Puedes escucharlo improvisar las líneas «¡Has estado fuera demasiado tiempo, Loretta! ¡Has estado jugando en los techos otra vez! ¡Eso no es bueno! ¡Sabes que a tu mami no le gusta eso! Oh, se está enojando… ¡Hará que te arresten! ¡Atrás!

Se lanzó una versión editada de las actuaciones en la azotea en la colección Anthology 3 en 1996.

Algunos de los artistas que versionaron esta canción incluyen: The Bee Gees, The Crusaders, Dizzy Gillespie, Al Green, Elton John, The London Symphony Orchestra, The Main Ingredient, Nitty Gritty Dirt Band, Billy Preston, Kenny Rogers, The Royal Philharmonic Orchestra , Las sombras, Status Quo, Rod Stewart, Ike y Tina Turner, y Sarah Vaughan.

En 2003, Paul McCartney y Ringo Starr dieron permiso a Apple Records para reelaborar el álbum y eliminar la producción de Phil Spector. El resultado es la versión simplificada llamada Let It Be… Naked, que según McCartney es lo que pretendía el grupo.

McCartney jugó esto en el medio tiempo del Super Bowl de 2005. Este fue el año después de que se expusiera el pecho de Janet Jackson durante el espectáculo de medio tiempo, por lo que la NFL insistió en un acto que no incitaría a la controversia ni iría más allá. McCartney cumplió con los requisitos.

Fuente: www.songfacts.com

Video en YouTube aquí

El celular

Los teléfonos celulares se dejaron ver como una maldición desde que dejaron de ser un artículo de lujo que solo los ricos podían procurarse. Al menos en Latinoamérica, pasaron cerca de 10 años desde que salieron al mercado para que su uso se empezara a generalizar.

Y es que el segundo paso, después de ser durante un tiempo un artículo para ricos, fue convertirse en un aparato utilitario que algunos empleados podían usar como herramienta de trabajo. El problema fue que muchos de los afortunados poseedores de un teléfono celular proporcionado por la empresa, empezaron a ser más controlados por sus jefes inmediatos, y así empezó la mala costumbre de pedirles a algunos que estuvieran disponibles cuando las necesidades de los negocios así lo requirieran.

Luego con la llegada de la tecnología 2G y las tarjetas de prepago, más gente pudo acceder a ellos. Hacer llamadas seguía siendo muy caro, pero los mensajes de texto se convirtieron en un medio de comunicación muy generalizado, sepultando a los beepers y motivando la generación de un lenguaje escrito que persiste hasta la fecha.

Luego llegó la tecnología 3G que incluía programas de multimedia, especialmente las cámaras fotográficas, y la cultura urbana cambió para siempre.

En cuanto a las famosas «apps«, si bien su antigüedad se remonta a los 90 como complementos de las efímeras Palm, su implantación definitiva con la tecnología 4G hizo que la vida cotidiana sufriera un cambio radical, especialmente con el enriquecimiento de los servicios de mensajería instantánea y con el advenimiento de las redes sociales. Y ahí explotó todo: los servicios de Internet pasaron de estar basados en la web a convertirse en programas por sí mismos, ofreciendo cualquier cantidad de utilidades a los usuarios.

Esto trajo un problema aún mayor que el control de las personas que estuvieran accesibles por medio de la tecnología móvil: el uso de la información generada por los historiales de ubicación y navegación, y las propiedades enajenantes de los servicios de comunicación, concretamente de la mensajería instantánea y de las redes sociales. De hecho, hay personas que se han idiotizado tanto, que considero que ya debería considerarse un problema de salud pública.

Pero eso quieren. Decían que podían controlar a los ciudadanos del mundo con un chip, cuando en realidad ya nos tienen controlados por medio de los smartphones. Gente que, al mismo tiempo de estar abstraída de la realidad, vive esperando mensajes de la gente y consumiendo contenido viral, el cual rara vez es saludable.

Toda nuestra vida cabe en un teléfono celular, y he visto a personas que pueden generar cosas impresionantes usándolo de manera exclusiva. Un celular con muchas aplicaciones adecuadas puede ser una herramienta que potencie nuestras capacidades, pero muy pocas personas entienden esto.

El teléfono celular es un estupefaciente fortísimo, y eso es muy preocupante. Es increíble que cuando la información está más accesible, lo que la gente consume con mayor avidez es la desinformación. Y eso ha ayudado a que germinen los conceptos tergiversados de las corrientes ideológicas. Las élites globalistas nos están controlando bien y bonito.

Imagen de Mircea – See my collections en Pixabay

Plaza de la Rotonda de los Jaliscienses Ilustres / Septiembre de 2022

Av. Hidalgo / Septiembre de 2022

Teatro Degollado / Septiembre de 2022

Plaza Fundadores / Septiembre de 2022

Catedral Metropolitana / Septiembre de 2022

Fotografía de Helena Georgiou

Fotografía de Helena Georgiou

p.emmerich escribe

Microcuentos, libros y reseñas

Más México

Somos un medio con el propósito de difundir información relevante y de calidad sobre nuestro México.

La llave de las palabras

Una palabra puede cambiarlo todo. Lo difícil es encontrar las palabras adecuadas.

Sir Chandler

Blog de un viajero frecuente

pildoras para soñar

blog de cuentos y otras cosas

Sociología de moda

Mitos y reflexiones de la moda.

Hassentidoque.wordpress.com

Has sentido que...

UNA LUZ MÁS

Ante los demás nos define lo que hacemos y decimos, pero ante nosotros mismos nos define mejor lo que escribimos.

AMERICAN GALLERY

Greatest American Painters

Such is life

Pedazos de vida desde mi perspectiva

Millenial Financiera

Finanzas personales para jóvenes profesionistas

siempremillennialhome.wordpress.com/

Blog de espíritu millennial, para la generación de la tecnología, los viajes, el yoga, la meditación, las experiencias, el emprendimiento, el cuidado del medio ambiente. Blog de y para M I L L E N N I A L S

LaNocheEnQueTúMueras

Escritora y lorquiana

f1metrics

Mathematical and statistical insights into Formula 1

toro bravo photography

Street Photography is my passion

A %d blogueros les gusta esto: