En aras de la belleza

grayscale photography of woman ballet shoes

No importa lo que sudes ni lo que tengas qué destrozar mientas ensayas o practicas si a final de cuentas lo que harás en el escenario será sublime.

Foto por Adam Littman Davis en Unsplash

Anuncios

Kenny Loggins – Footloose

Fotografía minimalista de Klaus Leontjew

Nostalgia contagiosa

woman laying on bed near gray radio

Me llama la atención que la nostalgia por las formas ochenteras sea tanta y esté tan viva. De hecho, muchas tendencias ochenteras se han estado reciclando últimamente, e incluso se han estado traslapando con las tendencias de los noventa.

Recuerdo que durante gran parte de mi niñez, mis padres y muchas personas de su edad se empecinaban a hablar de lo que hacían mientras fueron jóvenes, y la música sesentera se escuchaba mucho. De hecho, muchos de nosotros, influenciados por la pequeña televisión local y las estaciones radiales de amplitud modulada, crecimos con esas modas como algo inherente, aún cuando estábamos alucinados con lo que había disponible para que los jóvenes se la pasaran en el “cotorreo”. Dicho sea de paso, esos “jóvenes” eran de 3 a 8 años más grandes que nosotros. Y sin olvidar a aquellos, jóvenes y no tan jóvenes, que escuchaban las “oldies” con avidez.

Creo que el gran icono de la década de los ochenta fue el boombox, conocido por todos nosotros como “grabadorotas”.

En fin, que ultimadamente fueron puras frivolidades y hedonismo, y creo que por eso los de la Generación X, que en nuestro momento fuimos tachados de apáticos y faltos de compromiso, somos los más apegados a “nuestros tiempos”.

También es de llamar la atención que muchos millenials, aún en sus pequeños mundos mullidos y llenos de desinformación, sientan gran una curiosidad por todo lo que disfrutamos varias décadas atrás.

Foto por Eric Nopanen en Unsplash.

Nada más como un recordatorio…

Lente, Cámara, Fotógrafo, Foto, Digital, Tecnología

Voy a seguir viajando y voy a seguir tomando fotos. Y en otro contexto, voy a seguir buscando comida rica. Creo que es importante que mis cuatro lectores lo sepan.

Y más o menos dejando ver algo de mi ideología, quiero olvidarme de hacer llamados y del tan en boga término “decreto”. Luego pienso demasiado y no hago nada, pero también algunas veces pienso en algo de una manera recurrente, y de repente se me dan las cosas para vivir momentos acorde con lo que quiero. Aunque esto último me pasa cuando me gana la curiosidad por algo y me dedico a buscar información y entretenerme viendo contenido multimedia, libros o fotos de papel. Es extraño pero así es. A lo que quiero llegar es a que preferiría sólo hacer las cosas, sin grandes pensamientos, ni planes perfectos, y sobre todo, sin el peligro de que todo caiga en una ensoñación insulsa y agotadora.

Claro está que hay qué planear para que las cosas se hagan de manera ordenada, y también es cierto que hay qué crear o adoptar un método, pero es mejor que sea poco. Y basado en eso poco, simplemente actuar.

Así que habrá muchas fotos en varias locaciones, y de tantos estilos como sea posible.

Foto: Pixabay apegada a licencia de uso.

La próxima aventura

Arquitectura, Viejo, Piedra, Cielo, Viajar, Playa, Mar

La única vez que he ido a Puerto Vallarta tenía nueve años. Era un niño lleno de obsesiones y con muchas ganas de conocer el mar. Y recuerdo que en aquel entonces mi mundo era tan pequeño que no tenía ni la menor idea de cómo se llegaba a la playa.

Y recuerdo que comimos en Compostela, Nay., y que ya llegando a la ciudad se veían muchos niños caminando sobre la carretera, como de la escuela a su casa. Los demás recuerdos son de lo que vi, de lo que ve la gente cuando viaja a la costa.

Ahora regresaré pensando en tomar cerveza en la playa, cosa que ni en las playas chilenas hice. Y por supuesto, pensando en que en el mar la vida es más sabrosa, pensando en tomar muchas fotos y pensando en la playa y en los pelícanos que se zambullen para atrapar pescado.

Me imagino que Puerto Vallarta está lleno de esnobismos jaliscienses y de parajes mal construidos, pero sinceramente lo que quiero es caminar con cámara en mano, disfrutar todo lo que hay junto al mar y disfrutar la compañía. Así que si a esto no se le llama una aventura, no sé qué podría ser.

Foto: Pixabay apegada a licencia de uso.

Vladimir Volegov

Los paseos sabatinos

Buscando interiores

La magia de la luz matutina

Deja que el reflejo llame tu atención

La vida corre a toda prisa y debemos pararnos a escucharnos, a cuidar las emociones que nos acompañan. Las palabras son las huellas que nos traen a nuestros pies los recuerdos y las imágenes del pasado.

The Parc Fermé

The Parc Fermé- The Journal of Motorsport Opinion

Así, como un 8 tumbado

Abriendo el alma

TEJIENDO LAS PALABRAS

CON LOS HILOS INVISIBLES DEL ALMA

Ceiba terapias

Salud, vida sana, desarrollo personal, alimentación, ecología, reiki, acupuntura,...

Margarita Luque

Informática, enamorada de la tecnologia

Fashion and Macarons

Fashion Blog, Beauty, Lifestyle and more

Las bailarinas mágicas

El blog de "Las bailarinas de Eloísa". Moda, calzado femenino y bailarinas con estilo

ladetreinta

Algunas verdades, mitos y tragicomedias de la década de los treinta

cafeanimelair2.wordpress.com/

Porque sólo reseñarlo no era suficiente

boleroenlamadrugada

Aprendí que el amor crece y renace tras las ortigas del campo. Que la vida es un vendaval que se enreda en mi falda. Que el dolor te hace fuerte y la dulzura te roba un beso.

Catarsis Neuronal

-Confesiones a Marshall-

Letras & Poesía

Literatura Independiente

marguimargui

Aqui y ahora

El Llamado

Reflexiones de una escritora en construcción.

Relatos de una Inadaptada

Un lugar en el que existir | @inadaptada_94

escriboloquesientoypienso.wordpress.com/

Desde mi corazón... esta soy yo

FOTOGRAFIA ROCIOPH

"Fotografiar es colocar la cabeza, el ojo y el corazón en el mismo eje"

Mínimo dijo Máximo

Noticias, información, comentarios, opinión, sátira y humor. -México-

Erotiqa

Donde las fantasías se transmiten

A %d blogueros les gusta esto: